2. - Aquellos felices años 20

Muchas veces cuando hablamos de los años correspondientes a la primera parte del siglo XX, los calificamos de felices o de locos, pero puede que sea mejor este último calificativo, que no el primero, pues, realmente estuvieron felices ?.

En el mundo comienza el siglo con la guerra entre Rusia y Japón, tras la Primera Guerra Mundial, la Revolución rusa ... y vamos a parar al crack de la Bolsa en 1929.

En nuestro nos encontramos con la Semana Trágica, en cada momento estalla alguna bomba en Barcelona, hay huelgas constantemente, los problemas entre patronal y sindicatos se resuelven con un disparo ... Las pistolas son una herramienta común y en Barcelona se la conoce como la ciudad de las bombas. Felices estos años ?. No lo creo demasiado !.

La Fabra no se entrega tampoco de este peaje. Gracias a lo que dejó escrito un anónimo compañero nuestro, que sin citar nunca su nombre, fue escribiendo en una libreta lo que mas la impactaba los hechos que sucedían en el país, la ciudad y la empresa, desde 1909 hasta agosto de 1936, podemos saber de primera mano este hecho. Textualmente dice;

"30 de abril 1920. Víctima de un Atentado ha caído mortalmente herido el empleado Dn. Tomás Vives. Al medio día del 5 del actual Fallece en la clínica del Dr. Cardenal <e.p.d.>.

Al día siguiente por la tarde, se efectúa el entierro. En dicha tarde no se ha trabajado en esta fábrica, ni en la de San Martín. Puede decirse que su totalidad de de obreros de Ambas Fábricas Hemos concurrida al entierro. "

El 16 de septiembre del mismo año, nos dice que, como protesta por un atentado terrorista que hubo, por disposición de la Dirección, y por tanto de poder asistir al entierro de las víctimas, por la tarde no se trabajará, e indica que a muchas otras fábricas ya cerraron el día antes. Eso sí estas horas se descontarán de la nómina. Pero el día 22 del mismo mes dice que por orden verbal y expresa de Dn. Román Fabra si se les abonará e incluso a aquellos que tenían que hacer horas extraordinarias.

Los Directores, en aquellos momentos, eran Romano Fabra y Puig, Marqués de Masnou, y su hermano Fernando, segundo Marqués de Alella (1866-1944), a quien vemos en la foto de la derecha. Siguiendo la tradición de su padre fue también político. Diputado provincial en 1889, senador en 1907, 1910 y 1914 y Alcalde de Barcelona los años 1922 y 1923. El golpe de estado de Primo de Rivera le obligó a abandonar el cargo. La Rambla y Paseo de Fabra y Puig, llevan su nombre.

Como hemos dicho había muchas huelgas ya que la patronal solía explotar a los obreros, con muchas horas de trabajo, poco sueldo y hacia aventaja social. A Fabra, como es lógico también hubo huelgas, pero muchas menos que en otras fábricas. Si quiere puede entrar en el blog de Pere Colomer, encontrará el link en esta misma web, y a través de algunas gráficas comparativas podrá captar el por que de la menor incidencia en la Fabra.


Alfonso XIII en su visita, en 1913, con algunas trabajadoras. Entregó una moneda de oro a quien llevaba 35 años trabajado


El staff directivo de Sant Andreu, el 1922, delante la fábrica 1

Acto celebrado en 1911


También podemos seguir leyendo la libreta de nuestro compañero, y veremos que, en la semana que terminó el 25 de marzo de 1920, se concedió un aumento general de 4 ptas. Además a las que destajeras el tanto por ciento correspondiente se les añadió al destajo. A semanales les subieron 5 pesetas y los encargados, "de primera fila", 8. Esto por semana completa de 48 horas. A cualquier otro empresa se trabajaban mas.

Pero es que el 6 de mayo se aumentan entre 1 y 2 pesetas y el 9 de septiembre de 1920 en virtud de una "Revisión General de Precios", hay unos aumentos que van desde las 3 y ½ pesetas a las 7 pesetas, dependiendo de los sueldos que se dice son de 30 a 36 pesetas y superiores.

Lógicamente no habían masas huelgas en la Fabra, pero es que todavía había muchas más ventajas.

A principios del siglo XX la Tuberculosis era uno de los problemas más graves de la creciente población de Barcelona. Las condiciones higiénicas, alimenticias, de trabajo, etc., lo propiciaban. Dentro de los diversos movimientos que fueron surgiendo, la Fabra creó un Centro Antituberculoso, por sus trabajadores y familiares.

Debemos tener muy en cuenta que el primer mes parecido a una Seguridad Social que hubo en España, fue el Retiro Obrero, que entró en vigor, por Decreto, el 1 de septiembre de 1920, y pocos eran los afortunados que el gozaban. Hasta entonces cuando un trabajador estaba enfermo simplemente no cubre, cuando no podía seguir trabajando, por edad, simplemente no cubren. La Fabra fundó el "Socorro Mutuo para Empleados de la Compañía Anónima Hilaturas de Fabra y Coats", en 1905. El trabajador aportaba una pequeña cantidad, 2,60 pesetas al mes y la empresa ponía el resto y cuando un trabajador estaba enfermo cobrar y cuando tenía una cierta edad y se retiraba cubra. De hecho el último Fabra, que ha sido Director, el Sr. José Vicente Fabra, no hace mucho hemos comentaba que su abuelo siempre le decía que había sido la primera empresa en España que había pagado vacaciones a los obreros, una peseta al día, poco, pero un gran paso para los trabajadores.

Hablemos ahora de la vertiente industrial. Desde la fusión de 1903 se adquirieron algunos locales como Ca la Encina, que es el de la calle Grande, donde hay ahora Hacienda y en la parte de detrás de las actuales oficinas de Coats S.A. en España, o se van construyendo nuevos entre 1905 y 1913. En 1920 se construye una galería subterránea, que partiendo de la Sala de Calderas va por varios edificios y tanto mismo comunicaba con los edificios situados al otro lado de la calle de Sant Adrià. Estas galerías de aproximadamente dos kilómetros en conjunto, permitían la transmisión de energía eléctrica, de agua, de vapor y el paso de personal y mercancías. En los años de la Guerra Civil tuvieron otros usos, de los que ya hablaremos.

En 1911 se censó como el primer contribuyente industrial de San Andrés y uno de los principales de la ciudad. En 1913 trabajaban 1,600 trabajadores.

La primera Guerra Mundial favoreció la industria catalana y la Fabra también se benefició, pero en 1917 comenzó a escasear el algodón y recurrieron al algodón egipcio, que se también de gran calidad. Los años 20 's fueron de gran expansión, crecimiento y ampliación de la empresa que cada vez era mas líder del sector y así se presentó en la Exposición Universal de 1929, donde obtuvo dos premios, uno por los hilos y algodones y un otro para las sedas artificiales.

Iba adquiriendo otras empresas y diversificando la producción fabricante géneros de punto, popelina para las camisas, ropa de gabardina, ropa de vaqueros, calcetines, medias, un tejido específico, con maquinaria especifica para los neumáticos Firestone, Michelin, etc.

La Compañia Anónima Hilaturas de Fabra y Coats, agregó a su nombre "y filiales", entre ellas; Compañía Nacional de Hilaturas (CNH), Calcetines Hispánica, Manufacturas de Algodón Reunidas S.A. (MARSA), entre otros.

También incentivaban las actividades culturales y deportivas por los trabajadores. Así en 1922 se creó el club deportivo "Las Hilaturas", para la educación y el descanso, tal como anunciaban. El equipo de fútbol militaba en la tercera división y también había equipos de tenis.

Pero no todo fue bueno. En 1918 un fuerte incendio destruyó las oficinas centrales y almacén, que en aquellos años estaban situadas en la calle Diputación, 260.

Y a todo esto el 14 de abril de 1931 se proclamó la II República Española, pero esa ya será otra historia.

Incendio en calle Diputación. Año 1918


Año 1919. Plaza Orfila. El edificio de Foment Català es la actual Sede del Distrito


Campo de deportes. Años 20


Borgonyà. Contruyendo el pantano  del rio Ter

Estado en que quedaron las oficinas. 1918


Campiones de tenis. Al fondo la iglesia de Sant Pacià


Carnet de la Associación de Ingenieros de Ferran Fabra. Podeis ver que  tenia el número 3.


Borgonyà. Descargando las balas de algodoón